Bogotá será sede del Congreso Nacional de Agencias de Viajes y Turismo los días 25 y 26 de agosto de 2022

Mayo 23, 2022

¡ Por fin ! Bogotá y Cundinamarca una sola región

¡ Por fin ! Bogotá y Cundinamarca una sola región

 En un hecho sin precedentes en nuestro país, este viernes, en el coliseo Arena de Sal del municipio de Zipaquirá, el presidente de la República, Iván Duque, promulgó oficialmente la Ley 2199 de 2022 que pone en operación el ‘Régimen Especial de la Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca’.

 

La Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca es un modelo de asociatividad regional que integra a Bogotá D. C., al departamento de Cundinamarca y a los 116 municipios que integran el departamento, brindando un marco institucional que permitirá impulsar acciones concretas que se traduzcan en una mejor calidad de vida para todos los habitantes de la región.(Vea. Motorola g200 5G. Lenovo)

 

El trabajo articulado entre la Alcaldía Mayor de Bogotá, la Gobernación de Cundinamarca y el Gobierno nacional permitió sacar adelante la reforma constitucional y ahora la ley que la reglamenta, haciendo realidad el sueño –aplazado durante más de seis décadas– de conformar una región entre la capital del país y los municipios circunvecinos con el objetivo de impulsar el desarrollo integral en la región.

 

“¡Hoy es uno de los días más felices para Bogotá y Cundinamarca! Han sido 60 años tratando de superar dos traumas: la anexación y la arrogancia. Hasta que por fin hoy, le damos vida a la Región Metropolitana donde estaremos todos para trabajar como lo que somos, una sola región”, celebró la alcaldesa Mayor de Bogotá Claudia López, en el marco de la promulgación de la ley.

 

”Escogimos la figura de Región Metropolitana para que, en primer lugar, y los primeros beneficiados de este hecho histórico sean los cundinamarqueses y bogotanos de la ruralidad, del campo, y por eso esta es una decisión histórica, es la primera vez que se hace una asociación que incluye el mundo rural y el mundo urbano y por eso es un ejemplo de construcción de paz territorial”, agregó la mandataria de los Bogotanos.

 

Es importante resaltar, que la ley hace énfasis en el marco de igualdad que rige esta figura de asociatividad, en la cual no se contempla municipio núcleo y se respeta la autonomía reconocida a sus integrantes en la Constitución Política.

 

Durante el evento de promulgación se trataron los principales temas de la ley, como el proceso de ingreso para los municipios, el mecanismo de toma de decisiones y recursos designados para la conformación de la misma y el financiamiento para la ejecución de proyectos estratégicos regionales, entre otros aspectos importantes.

 

“Estamos cumpliendo un sueño, y es un sueño que solamente va a traer beneficios para las comunidades que por décadas clamaban que se cesara el individualismo, el narcisismo y el egoísmo. Hoy estamos viendo un tema que va a definir gran parte del porvenir de las comunidades de Bogotá y Cundinamarca”, manifestó el presidente de la República, Iván Duque.

 

La Región Metropolitana trabajará en siete temas claves: movilidad, servicios públicos, desarrollo económico, seguridad, ordenamiento territorial, ambiente y seguridad alimentaria y comercialización. El trabajo mancomunado permitirá sacar adelante proyectos comunes que se traducirán en mayor competitividad y prosperidad para toda la región.

 

“Cuanto antes con la Asamblea de Cundinamarca, comenzaremos a trabajar en lo que debe demostrarle a todos los municipios, a Bogotá y al país, que este proyecto valía la pena, porqué con el inicio de la Región Metropolitana todo va a empezar a mejorar”, sostuvo el gobernador de Cundinamarca Nicolás García.

 

Así mismo, se consolidará una política de integración regional y se desarrollarán proyectos de interés común que permitan proteger la riqueza agrícola y las áreas de gran valor ambiental, mejorando la conectividad a través de corredores regionales. 

 

Igualmente, le apuesta a cerrar las brechas de conectividad con la región, a través de la consolidación de un sistema férreo, de cables aéreos y una red de corredores verdes de alta capacidad, que garantizarán la prestación efectiva del servicio del transporte público, urbano, rural y regional de manera mucho más eficiente, limpia e integrada.

 

Ya están en marcha varios proyectos de la Región Metropolitana

 

En el marco de la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca ya se creó la Agencia Regional de Movilidad, que trabaja para mejorar las vías, la interconexión vial y la movilidad. Esta Agencia construirá en tan sólo 10 años lo que no se hizo en más de seis décadas marcadas por la desconfianza y los enfrentamientos inútiles.

 

Un nuevo modelo de transporte limpio y eficiente para la región será realidad, con proyectos como el Regiotram de Occidente, el Regiotram Norte y los cables de Soacha y San Rafael. Por primera vez en la historia de Bogotá y Cundinamarca se tendrá 94 km de transporte público, masivo y eléctrico con 2 trenes eléctricos de cercanía; uno al occidente y otro al norte, y dos cables eléctricos de conexión regional; uno en la Calera y otro en el municipio de Soacha.

 

También están en marcha la construcción, operación y mantenimiento de la ALO Sur, y la alianza público-privada con la que se ampliarán la Carrera Séptima desde la Calle 200 hasta la Calle 245, y la Autopista Norte entre la Calle 193 y la Calle 245 –incluyendo una extensión de la troncal de Transmilenio–.

 

Gracias a estos proyectos se duplicará el número de carriles vehiculares en las entradas y salidas de Bogotá Región, pues pasarán de 36 a 73. Se construirá un total de 452 nuevos kilómetros de carril.

 

Igualmente, la Región Metropolitana ya cuenta con la Regional de Policía que actualmente fortalece la seguridad y la convivencia ciudadana con 800 uniformados.

 

Por otra parte, ya está en marcha la Agencia Regional de Comercialización, que viene operando y ha duplicado el pago de los productos a los campesinos del departamento de Cundinamarca. Además de entregarles insumos, semillas, créditos, maquinaria, ha mejorado las vías para que los campesinos puedan sacar sus productos del campo a la ciudad, y de esta manera, agilizar el proceso de comercialización.

 

Lo que viene en la Región Metropolitana

 

La Constitución y la Ley establecen que corresponde a los concejos municipales y a la Asamblea de Cundinamarca, autorizar el ingreso del respectivo ente territorial como asociado de la Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca. 

 

A partir de la información técnica sobre la intensidad de las dinámicas territoriales, ambientales, sociales y económicas, el Consejo Regional –órgano máximo de gobierno de este esquema– podrá definir el listado de municipios elegibles a la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca, y estos voluntariamente realizarán el proceso de autorización ante sus concejos municipales, con lo cual confirmarán su calidad de asociados.

 

La Región Metropolitana contará con un Observatorio de Dinámicas Metropolitanas y Regionales como herramienta técnica que contribuya al proceso de toma de decisiones, así como para compilar, generar, localizar / georreferenciar, analizar y difundir información, y hacer seguimiento y evaluación a la dinámica urbano-regional y al Plan Estratégico de Desarrollo y Ordenamiento Regional.

 

Los beneficios

 

- Transporte y movilidad: la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca permitirá el desarrollo de proyectos que apunten a la conectividad entre los municipios de la región. Adicionalmente, se trabajará por integrar el transporte público, privado y de carga intermunicipal, así como por crear nuevos corredores de circulación de personas y mercancías.

 

- Medio Ambiente: se fortalecerá la articulación interinstitucional para consolidar y armonizar una visión regional sobre ordenamiento territorial y protección de la Estructura Ecológica Principal – EEP. Son claves los temas de adaptación al cambio climático, gestión integral de residuos sólidos, mejoramiento de la calidad del aire y formas de movilidad sostenible.

 

- Servicios Públicos: la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca le apunta a la interconexión, mejoramiento y eficiencia de los servicios públicos, al igual que a la planeación y gestión del recurso hídrico para tener una mejor oferta del mismo. Todo esto garantizará servicios públicos de mayor calidad y accesibilidad para la comunidad.

 

- Desarrollo Económico Regional: la prioridad es la formulación de políticas y planes de desarrollo económico que incentiven la generación de empleo, la gestión del suelo para aprovechar los recursos en los territorios y la oferta turística en la región.

 

- Abastecimiento alimentario: se facilitará la seguridad y soberanía alimentaria de

los productores y consumidores de la región, la planeación de la infraestructura logística, la articulación de la oferta y la demanda de alimentos y estrategias para disminuir la pérdida y desperdicio de los mismos. También, se pretende gestionar la construcción y adecuación de equipamientos regionales para el acopio, almacenamiento, comercialización mayorista y procesamiento de alimentos.

 

- Seguridad y Convivencia: a través de la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca, se articularán programas y proyectos para fortalecer la seguridad, convivencia y justicia en el territorio, optimizar recursos y acciones para solucionar problemas de inequidad social y territorial, y establecer un modelo de cooperación entre diferentes niveles de gobierno.

 

En temas de ordenamiento territorial y hábitat se definirá un modelo regional que contenga las políticas y estrategias para la protección de los ecosistemas, la preservación de las áreas agrícolas y el desarrollo armónico, con la definición de proyectos regionales.

 

Para la realización de estas inversiones, la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca contará con importantes aportes del gobierno nacional y de sus asociados, así como con la posibilidad de acceder a recursos del Sistema Regional de Regalías y desarrollar otros instrumentos de financiación previstos en la Ley.

 

La Ley aprobada define las competencias de la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca, el mecanismo para la toma de decisiones, el procedimiento para el ingreso de los municipios y el financiamiento para la ejecución de proyectos estratégicos regionales, entre otros aspectos.

 

Los ciudadanos se beneficiarán en la construcción de esta Región con una mejor calidad de vida, con más oportunidades y desarrollo para sus municipios.

 

Antecedentes de Asociatividad Metropolitana

 

El deseo de constituir procesos de integración que incluyesen a Bogotá y los municipios de Cundinamarca ha sido una constante durante las últimas seis décadas. Sin embargo, los desacuerdos, la desconfianza, las peleas políticas, las dificultades para consolidar un modelo de decisión igualitario y las dinámicas en las que la capital terminaba anexando a municipios vecinos, impidieron que se concretara algún tipo de acuerdo.

 

En este sentido, es importante subrayar que la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca, a diferencia de las áreas metropolitanas que existen en nuestro país, va más allá de una integración en términos de espacio, sino que impulsa un modelo de asociación para impulsar el bienestar de la población más allá de criterios territoriales.

 

Presentamos a continuación un repaso por los intentos de integración que se han registrado desde mediados del siglo XX.

 

En 1954 se anexó vía Decreto a las localidades de Engativá, Bosa, Fontibón, Suba, Usme y Usaquén a Bogotá.

 

En 1973 se diseñaron alternativas para el desarrollo de Bogotá y se propuso la creación de una Autoridad Metropolitana con 17 municipios. En ese entonces, se buscaba crear una Autoridad Metropolitana que fomentara proyectos conjuntos y controlara la expansión y dispersión del desarrollo urbano en los municipios de la Sabana.

 

Para 1991 año en el que se constituye la Constitución Política, se otorga más autonomía a los municipios. En el artículo 319 de la carta magna se permite la creación de áreas metropolitanas en todo el país y en el artículo 325 se faculta a Bogotá para que tenga su propia área metropolitana cumpliendo con lo dispuesto en el artículo 319.

 

En ese entonces, la creación del ‘Área Metropolitana de Bogotá’ solo se podría realizar con los municipios circunvecinos a Bogotá, sin incluir a la Gobernación de Cundinamarca en la toma de decisiones y, además, crea la posibilidad de que los municipios se puedan convertir en Distrito, si así lo quisieran, esto fortalece la desconfianza frente a la creación de una figura metropolitana.

 

Ya, entre 1998 y 2000, se crea la Alta Consejería para Cundinamarca, cuyo objetivo era crear una figura de integración metropolitana utilizando como punto de partida las áreas metropolitanas.

 

Esta figura presentó dificultades en la concertación del operador de vivienda. Tampoco se logró un acuerdo en la transferencia de alguna infraestructura pesada –como el matadero, que se pretendía llevar a las afueras de Bogotá– y existía un temor muy alto por la pérdida de autonomía territorial por parte de los municipios.

 

Trece años después, en 2013, se reglamenta la Ley 1625 de Áreas Metropolitanas y se excluye a Bogotá de su cumplimento, con el argumento que deberá tener una Ley especial. Apegados a este mandato, se trató de crear un Área Metropolitana con Soacha, pero no prosperó en el Congreso de la República.

 

Posteriormente se presentó al Congreso, la creación de un Área Metropolitana entre Bogotá y Soacha. El primer intento fue demandar la Ley 1625 de 2013 que reglamenta las áreas metropolitanas, para que esta no excluyera a Bogotá de su ámbito de aplicación. La Corte Constitucional no aceptó la demanda y consideró que Bogotá sí debía contar con una Ley especial. Posteriormente, se intentó la creación vía Ley, pero no cumplió con el trámite requerido.

 

En el año 2015 se creó el Comité de Integración Territorial (CIT), cuyo objetivo principal fue la armonización de los POT (Plan de Ordenamiento Territorial), y el fomento de estrategias de competitividad del sector empresarial. Actualmente el CIT está conformado por los municipios de Fusagasugá, Sibaté, Soacha, Mosquera, Cota, Chía, Sopó, La Calera, Tabio, Tocancipá, Zipaquirá, Bojacá, Choachí, Funza, Madrid, Sesquilé, Cajicá, Zipacón, Facatativá, Bogotá D. C.; la Gobernación de Cundinamarca; la Corporación Autónoma Regional (CAR) regional Cundinamarca; Corporinoquía; el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio; el Ministerio del Interior; dos gremios: Asomuña (Sibaté) y Asoproleche (Sopó); la ONG Fundación La Cruz; y el Consejo Territorial de Sopó. La Secretaría Técnica reposa en la Cámara de Comercio de Bogotá.

 

El CIT Funciona para buscar acuerdos de voluntades, pero sus decisiones no son vinculantes.

 

En 2017, desde la Gobernación de Cundinamarca se promovió la creación de Región Vida, una región sin Bogotá que buscaba la creación de una región entre los municipios aledaños a la capital del país. La idea era fomentar el desarrollo de la región y crear un interlocutor más fuerte con Bogotá. Esta iniciativa alcanzó a definir proyectos y ejes estratégicos, sin embargo, no prosperó, pues hubo cambio de administración e inició el trabajo hacia la Región Metropolitana que hoy se concreta con el concurso de la Administración Distrital, la Gobernación de Cundinamarca, el Gobierno nacional y el entusiasmo de los municipios del departamento.

 

ABC de la Región Metropolitana

 

¿Cuáles son los principios de la Región Metropolitana?

 

Autonomía territorial, sostenibilidad, convergencia socio económica, pluralidad, identidad, regionalizad, gradualidad, economía y buen gobierno, especialidad y participación.

 

¿Cómo se tomarán las decisiones de la Región Metropolitana?

 

Las decisiones serán tomadas por consenso por el Concejo Regional en el que participan Bogotá, Cundinamarca y los municipios en igualdad de condiciones.

 

¿Quién ejercerá el control político?

 

Se ejercerá por la Asamblea de Cundinamarca, el Concejo de Bogotá, y los concejos municipales que hagan parte de la Región Metropolitana, los cuales podrán citar al director y a los gerentes de sus agencias.

 

¿Cuál será el espacio de participación y de deliberación de la Región Metropolitana?

 

El Ágora Metropolitana será un espacio de encuentro, deliberación y concertación para proponer, co-crear y priorizar iniciativas y propuestas que incidan en la construcción, seguimiento y evaluación de las políticas, programas, planes y proyectos de la Región Metropolitana.

 

¿Cuáles son los mecanismos de financiación?

 

Se contemplan entre otras fuentes:

 

- Co-financiación del Gobierno Nacional para el mejoramiento de accesos urbanos.

- Participación en la contraprestación por el desarrollo de nuevos aeropuertos en la región.

- Sobretasa al impuesto de delineación urbana, sí es aprobada por los concejales.

- Plusvalía y valorización para proyectos estratégicos regionales.

- Participación con proyectos en el Sistema Regional de Regalías (SRG).

 

¿Cuáles son las 7 áreas temáticas para la Región Metropolitana?

 

  1. Movilidad
  2. Servicios Públicos
  3. Seguridad Ciudadana
  4. Desarrollo Económico
  5. Seguridad Alimentaria
  6. Medio ambiente
  7. Ordenamiento y Hábitat

 

¿Por qué una Región Metropolitana y no un Área Metropolitana?

 

Mientras que el Área Metropolitana (AM) promueve la integración de municipios colindantes a un municipio núcleo, la Región Metropolitana (RM) no contempla la existencia de un municipio núcleo, no privilegia a una entidad territorial por encima de las demás y no autoriza la anexión de municipios. La RM es una asociación voluntaria en condiciones de igualdad y respeto.

 

Mientras el AM tiene un órgano máximo de gobierno (Junta Metropolitana) en el que el municipio núcleo tiene derecho al veto, en la RM, la máxima autoridad es el Consejo Regional, el cual ofrece igualdad de condiciones a todos los asociados independientemente de su tamaño, población, o capacidad económica.

 

Mientras el AM se enfoca en asuntos predominantemente urbanos y relacionados con la conurbación, la RM se ocupa del espectro, de temas más amplios, relacionados con Bogotá y los municipios de Cundinamarca, donde se comparten dinámicas territoriales, ambientales, sociales y económicas.

 

 

Mientras el AM incluye únicamente a sus municipios colindantes, la RM incorpora al Distrito Capital, a la Gobernación de Cundinamarca (la cual representa los intereses de los municipios de su territorio y equilibra la relación entre estos) y a los demás municipios del departamento.

 

La Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca busca desarrollar principios constitucionales clave de la organización territorial consagrados en la Constitución Política tales como la descentralización territorial, la autonomía territorial, la coordinación, la concurrencia y la subsidiariedad.

 

¿Cómo será el ingreso de los municipios y el funcionamiento de la Región Metropolitana?

 

Los concejos municipales mediante acuerdo autorizarán la entrada de su municipio a la región, manteniendo su autonomía y, de ninguna manera, se incorporarán al Distrito Capital. Durante el estudio en el respectivo concejo se hará un cabildo abierto. La Asamblea de Cundinamarca mediante ordenanza decidirá la vinculación de la Gobernación de Cundinamarca.

 

La Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca busca desarrollar principios constitucionales clave de la organización territorial consagrados en la Constitución Política tales como la descentralización territorial, la autonomía territorial, la coordinación, la concurrencia y la subsidiariedad.

 

Para su puesta en marcha y funcionamiento, el Congreso de la República aprobó la Ley Orgánica, definiendo el objeto, los principios, la estructura, y los mecanismos de financiación y gobernanza de la Región Metropolitana.

 

¡Bogotá y Cundinamarca…Juntos somos imparables!