Concejal animalista propone revisar las rutas de atención de incidentes que involucren a perros de razas fuertes

Concejal animalista propone revisar las rutas de atención de incidentes que involucren a perros de razas fuertes

A raíz del asesinato del perro Zeus la semana pasada, la concejal animalista del Partido Alianza Verde, Andrea Padilla Villarraga, convocó a una reunión  a las entidades involucradas en el tema animal en Bogotá, incluidos la Fiscalía (Grupo Gelma) y la Policía.

Según cifras del Instituto de Protección y Bienestar Animal, en Bogotá hay aproximadamente 11.500 perros de razas fuertes.

Las organizaciones defensoras de animales reportan a diario cerca de 5 casos de crueldad contra estos perros. Además, denuncian vacíos en el cumplimiento de normas como el registro obligatorio de los perros que ordena el código de Policía, entre otras disposiciones como la prohibición de su reproducción, importación y tenencia por menores de edad.

Según la concejal, estos factores más la estigmatización de los perros, exige revisar los protocolos de manejo y atención de incidentes que involucren a los animales.

La concejal aseguró que "se van a revisar las rutas de atención frente a los diferentes incidentes en los que se vean involucrados perros de razas fuertes, ya sea como víctimas, potenciales victimas de maltrato, o como fuentes de riesgo".  Igualmente la cabildante señaló que "el Grupo Especial Contra el Maltrato Animal de la Fiscalía General de la Nación, iniciará capacitaciones a inspectores de policía, a miembros de la policía metropolitana y a funcionarios del Distrito para el manejo de estos perros".

Finalmente la concejal le solicitará a la Secretaría Distrital de Gobierno que se active en todas las alcaldía locales el sistema de registro para que los cuidadores, tenedores y propietarios de estos perros puedan registrarlos, como lo ordena el Código de Policía, y para que se le pueda exigir a los ciudadanos el cumplimiento de esta disposición.

En la reunión, el Instituto de Protección Animal se comprometió a implementar una pedagogía para informarles a los ciudadanos a qué entidad deberán acudir para reportar casos de maltrato animal de perros de razas fuertes. La siguiente reunión será dentro de aproximadamente tres semanas para ver el avance de las rutas de atención que se implementarían en estos casos, a través de la Línea 123.