Integración regional se consolida con la firma de los convenios Regiotram del Norte, Regiotram de Occidente, Borde Occidental y Accesos Norte II.

Integración regional se consolida con la firma de los convenios  Regiotram del Norte, Regiotram de Occidente, Borde Occidental y Accesos Norte II.

 Este martes, la alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, en compañía de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco y el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García,

participaron de la firma de los convenios interadministrativos Conectividad del Occidente, Regiotram del Norte, Regiotram de Occidente y Accesos Norte II.

 

Con estos convenios se sumarán esfuerzos para lograr la red de metro regional y mejorar las vías que conectan a Bogotá con la región. Se tratará, además, de un sistema de transporte multimodal, sostenible e incluyente que, en el caso de los Regiotram del Norte y Occidente, se sumarán a los 24 kilómetros de la Primera Línea del Metro, a su segunda fase y además conectarán con Transmilenio.

 

“Hoy firmamos cuatro convenios fundamentales para que sigamos sumando esfuerzos en beneficio de esta Bogotá-región que es el corazón de Colombia y de la recuperación económica y social que necesitamos. Estos proyectos generan empleo, reducen la pobreza, y nos sacarán adelante con todos los desafíos que tenemos. Somos una misma región y tenemos que lograr que todos nuestros modos de transporte se combinen y complementen para mejorar la movilidad y calidad de vida de todos los ciudadanos”, aseguró la Alcaldesa de Bogotá.

 

Por su parte, el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, destacó la importancia de estos proyectos que conectarán a Cundinamarca con la capital del país. “Teníamos siempre el compromiso de trabajar de manera conjunta y articulada con la capital, recibimos un proyecto que avanzó, que se materializó y se convirtió en un ejemplo nacional de un sistema de transporte limpio y que va a beneficiar a cientos de miles de habitantes. Aquí seguimos demostrando que cuando trabajamos en armonía y unidos se generan soluciones para todos los habitantes de esta maravillosa región”.

 

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, calificó de fundamental tanto para la región, como para el país, que los gobiernos distrital, departamental y nacional unan esfuerzos para estructurar estos importantes proyectos de infraestructura vial. “Toda esta visión de integración, pensada desde el desarrollo de la movilidad sostenible se enlaza a la perfección con los conceptos de la ciudad para la gente que le apuntan a darle prioridad al transporte público como pilar de la vida urbana, columna vertebral de la movilidad y eje fundamental de la reactivación económica social y ambiental de nuestras ciudades y de nuestro país”.

 

El convenio Conectividad del Occidente esta compuesto por los proyectos: ampliación calle 13, extensión calle 63 hasta Cundinamarca, la vía Alterna de Occidente, ALO centro desde la Calle 13 hasta la Calle 80 y la Perimetral de la Sabana.

 

Por su parte, el segundo convenio, el de coordinar las condiciones para que este Transporte Masivo de Bogotá mediante la tarifaria y de medio de pago.

 

 

Regiotram de Occidente, busca se  articule  con  el  Sistema  de integración  física,  operacional,

 

 

El tercero, modificará el convenio para los Estudios de Factibilidad y la Estructuración del Regiotram Norte, con el fin de que el Distrito entre a formar parte del proyecto y se garantice que desde sus inicios se estructure de forma integrada con para que se complemente con la fase II de la PLMB, mejore la operación del borde oriental, junto al Corredor Verde Séptima y una a Bogotá con Chía, Cajicá y Zipaquirá.

 

Por último, el convenio Accesos Norte II, busca coordinar esfuerzos para estructurar y contratar la ampliación de la Autonorte, la Séptima y logre la elevación del tramo del Humedal Torca-Guaymaral en la Autopista Norte.

 

Estos convenios interadministrativos se adelantaron entre el Gobierno Nacional, a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), la Gobernación Departamental, en compañía del Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU), el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), la Secretaría de Movilidad, Transmilenio, y la Empresa Metro en representación de la Alcaldía de Bogotá.